Nº de visitas

Seguir por correo electrónico

 

Buscar en este blog

Me gusta

El impresionismo explicado a los niños

miércoles, 9 de abril de 2014

Cuando hablamos del impresionismo nos estamos refiriendo al primero de los movimientos de vanguardia que surgen a mediados del siglo XIX y que supone una reacción a la pintura tradicional.
Una de las primeras características del impresionismo es que los pintores se liberan de sus ataduras con los encargos que recibían, normalmente de nobles o miembros de la iglesia católica y comienzan a realizarlos cuadros que realmente quieren hacer. Pensemos que hasta ese momento serán muy pocos los pintores que se habían liberado del "encargo" para poder realizar aquellas obras que deseaban, pensemos en Velázquez y los Paisajes de la Villa Medici o bien en Goya cuando realiza en las paredes de su casa las Pinturas Negras. El pintor pasa a ser una persona que depende de si mismo para sobrevivir y no de aquello que le piden que haga para otras personas o instituciones.
Una de las obsesiones de los pintores impresionistas en este momento será la representación del paisaje, pero no solo la vista de un espacio natural sino también urbano o arquitectónico y como la luz influye en ese paisaje a diferentes horas del día. No es extraño encontrar las mismas representaciones de un edificio, como hizo Monet con la catedral de Ruan, a diferentes  horas del día de manera que se pueden observar los cambios que la luz ejerce sobre esas representaciones, así que no era extraño encontrar un pintor que se acercaba a una zona concreta a representar el mismo paisaje a la misma hora del día para poder captar la misma luz que ilumina esa zona.

Otro tema relativo al impresionismo es la forma de pintar, de ahí su nombre porque son impresiones, si nos acercamos al cuadro nos daremos cuenta de que prácticamente son manchas lo que compone el cuadro, pero si nos alejamos unos pasos podremos observar como esas manchas van adquiriendo forma para convertirse en aquello que el pintor desea transmitir. Pinceles poco gruesos y pequeños toques sobre el lienzo serán los que componen la obra. Partes aparentemente inconexas dan lugar a un todo que es unitario, pequeñas pinceladas que que ayudan a percibir un todo que si tiene una estructura concreta.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Con la tecnología de Blogger.