Nº de visitas

Seguir por correo electrónico

 

Buscar en este blog

Me gusta

"El rapto de Proserpina" (1621) de Gian Lorenzo Bernini

viernes, 16 de noviembre de 2012


ESCULTURA BARROCA:Esta magnífica obra del escultor más importante italiano de todos los tiempos, forma parte de una de sus piezas mitológicas, encargada por Scipione Borghese. 

Esta pieza de Bernini fue realizada para convertirse en obsequio para el cardenal Ludovico Ludovisi en 1622 y pensada para decorar su villa. Permaneció allí hasta 1908 hasta que fue devuelta a la Galeria Borghese. 

Esta enorme estatua de mármol representa a Plutón (visto como Hades) que  secuestra a la ninfa Proserpina para convertirla en su esposa.Destaca la composición de la pieza, pensada en contraposto, con un cierto giro que la hace turbulenta, al estilo de las formas manieristas de evolución hacia el barroco más clásico. Esta posición hace que podamos contemplar la figura desde diferentes ángulos sin necesidad de una frontalidad única.

Plutón intenta mantener sujeta a la que parece huidiza y asustada Proserpina (ó Perséfone), que lucha, con el "grito barroco" dibujado en su rostro, para evitar ser confinada como reina de los infiernos, ella que es la personificación de la primavera y de la libertad. La figura femenina tiene lágrimas en los ojos y su pelo se balancea movido como si una corriente de aire lo agitase en ese mismo momento. El conjunto escultórico tiene una tercera figura: el perro Cancerbero, vigilante de las puertas del infierno, que en esta ocasión está ladrando. El realismo con el que está tratada la pieza destaca al contemplar como los dedos del dios aprietan y se hunden en el muslo de la ninfa o como ella empuja su rostro demostrando su repudio, creando una majestuosa y elegante composición en aspa donde las diagonales toman protagonismo.

VIDEO: Enlace informativo

Fuente: http://misgrandesobrasdearte.blogspot.com/2012/01/205el-rapto-de-proserpina-1621-de-gian.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Con la tecnología de Blogger.