Nº de visitas

Seguir por correo electrónico

 

Buscar en este blog

Me gusta

¿Por qué dormimos con los ojos cerrados?

lunes, 1 de octubre de 2012

Aunque es frecuente escuchar que algunas personas duermen con los ojos entreabiertos (sobre todo los niños), que existen técnicas para no cerrar los ojos al dormir o que ciertas personas presentan trastornos tales como el sonambulismo, la pauta general muestra que la mayoría de las personas duermen con los ojos cerrados. ¿Pero por qué?


Esta generalidad tiene distintas explicaciones. Posiblemente la más sencilla sea la que relaciona los pliegues de la piel, denominados párpados, con otros miembros del cuerpo humano tales como los brazos y las piernas. Como ya se sabe, para mover los brazos, la cabeza, las manos, o cualquier parte del organismo, se necesita consumir energía y se requiere un constante accionar del cerebro, el cual permanentemente se encuentra emitiendo ordenes al resto de cuerpo. Es el cerebro el que debe funcionar si se quieren mantener los párpados levantados. Por esta razón, para que no existan demasiadas cuestiones que atender por parte del centro del sistema nervioso humano, la persona deja caer sus párpados al dormir. De lo contrario, el esfuerzo requerido impediría conciliar el sueño.
Otra explicación diferente, pero relacionada, tiene que ver con la recepción de luz, la cual se transforma en imágenes para el cerebro humano. El ojo es, quizás, el órgano que más actividad representa para el cerebro, tanto cuando la persona duerme como cuando está despierta. Al cerrar los ojos, la recepción de imágenes disminuye, sin embargo, nunca llega a ser nula ya que, generalmente, los seres humanos no duermen en total oscuridad. Entonces, esta segunda explicación no se refiere ya a una acción muscular sino a la necesidad de reducir al máximo posible la interpretación de imágenes visuales para que el cerebro se relaje y el cuerpo pueda descansar.
La generalidad de dormir con los ojos cerrados es muchas veces interrumpida por distintos factores, tal como mencionáramos en la introducción. Cuestiones tales como la sequedad en los ojos, trastornos psicológicos, sonambulismo, falta de descanso, son problemáticas que deben ser consultadas con especialistas en el tema, ya que cada caso puede presentar particularidades que no se solucionan con una única receta.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Con la tecnología de Blogger.