Nº de visitas

Seguir por correo electrónico

 

Buscar en este blog

Me gusta

Ignorancia y sabiduría

lunes, 30 de junio de 2014

Cuento para niños y niñas que enseña la importancia de aprender para ser sabio y dejar de ser ignorante.
Ignorancia y Sabiduría, eran dos hermanas gemelas. Eran estas hermanas dos amables y bellas damas muy parecidas entre sí, en muchas ocasiones si no se prestaba atención se podía confundir a una con la otra.
Había muchas cosas que ninguna de las dos sabía, pero la diferencia entre ellas era que Ignorancia siempre decía que ya lo conocía y que no quería saber nada más. Sabiduría en cambio cuando no conocía algo, decía que no lo sabía y preguntaba para aprender más. Ignorancia así opinaba de todo y no quería aprender porque creía que tenía razón, Sabiduría por su lado sabía que desconocía muchas cosas.
Una tarde llegaron a la ciudad unos viajeros de un lugar lejano, para quedarse allí a vivir. Ignorancia no sabía cómo eran, pero como siempre creía saber la verdad, opinó lo siguiente:
-Son distintos a nosotros, por lo tanto no son buenas personas y no quiero que vivan en nuestra ciudad.
Ignorancia no se molestó en conocerlos y evitó el contacto con ellos.
En cambio Sabiduría tampoco sabía cómo eran, pero quería saberlo y fue a conocerlos. De este modo Sabiduría pudo conocer muchas cosas de estos nuevos habitantes de la ciudad.
Una noche, una gran tormenta de arena, arrasó la ciudad. Las calles quedaron cubiertas de arena y polvo y las casas tapadas por la tierra.

cuento infantil Cuento para niños: Ignorancia y sabiduria
Sabiduría había escuchado a los nuevos habitantes de la ciudad, que le habían prevenido de la tormenta y le habían enseñado un nuevo sistema para evitar que la arena cubriera su casa. Por eso pudo salir de su casa y comprobar que el sistema había funcionado y su hogar permanecía intacto a las inclemencias de la tormenta.

En cambio la casa de Ignorancia estaba cubierta de arena, enterrada en una montaña de polvo. Los nuevos habitantes ayudaron a Sabiduría a desenterrar la casa de su hermana.
Después de mucho trabajo, consiguieron que Ignorancia quedase libre. Ignorancia estaba muy enfadada y dijo:
-Ya sabía yo que estas personas no traerían nada bueno, estoy segura de que esta tormenta es cosa suya.
Volvió a su casa, a enterrarse, ahora ya no en arena, sino en el desconocimiento.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Con la tecnología de Blogger.