Nº de visitas

Seguir por correo electrónico

 

Buscar en este blog

Me gusta

Día Internacional del Libro: Un poco de historia

lunes, 23 de abril de 2012









Los primeros libros consistían en planchas de barro que contenían caracteres o dibujos realizados con un punzón. Se cree que las primeras civilizaciones en utilizarla fueron los pueblos de Mesopotamia, como los sumerios y los babilonios.

Siglos después, egipcios y, posteriormente, griegos y romanos, emplearon tiras de papiro (material similar al papel, que se extraía de los juncos del río Nilo) que se enrollaban alrededor de un palo de madera. El texto, que se escribía con una pluma también de junco, en columnas y por una sola cara. 

Durante el siglo IV finalizó un largo proceso, que había comenzado en el siglo I, tendiente a sustituir los incómodos rollos por los códices (en latín, ‘libro’), antecedente directo de los actuales libros. El códice, que en un principio era utilizado por los griegos y los romanos para registros contables o como libro escolar, consistía en un cuadernillo de hojas rayadas hechas de madera cubierta de cera, de modo que se podía escribir sobre él con algo afilado y borrarlo después, si era necesario.

En la Europa de comienzos de la edad media, eran los monjes quienes escribían (de forma manual) los libros, tanto para otros religiosos, como para los gobernantes del momento. La mayor parte de ellos contenían fragmentos de la Biblia, aunque muchos eran copias de textos de la antigüedad clásica. Mientras tanto en China, ya desde el siglo VI a. C. se imprimían textos utilizando pequeños bloques de madera con caracteres definidos.

En el siglo XV se dieron dos innovaciones tecnológicas que revolucionaron la producción de libros en Europa. Una fue el papel, cuya confección aprendieron los europeos de los pueblos musulmanes (que, a su vez, lo habían aprendido de China). La otra fue los tipos de imprenta móviles de metal, que habían inventado ellos mismos. El alemán Johann Gutenberg quien desarrolló la imprenta basada en los tipos móviles de metal, y publicó en 1456 el primer libro importante realizado con este sistema, la Biblia de Gutenberg.

A partir de la Revolución Industrial, la producción de libros se fue convirtiendo en un proceso muy mecanizado. En nuestro siglo, se ha hecho posible la publicación de grandes tiradas de libros a un precio relativamente bajo gracias a la aplicación al campo editorial de numerosos e importantes avances tecnológicos. 



0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Con la tecnología de Blogger.